GeneralOceanía

Visitar Auckland: la ciudad más vibrante de Nueva Zelanda

vista de auckland

Auckland es la ciudad más vibrante de Nueva Zelanda. Situada en la isla Norte, la ciudad cuenta con más de un millón de habitantes y es un magnífico crisol de culturas donde conviven, en un maravilloso clima de respeto, europeos, asiáticos y maorís. Aunque el tiempo no es precisamente lo más destacado de esta ciudad-el clima perpetuamente nublado no da muchas alegrías, su espíritu abierto y contemporáneo atrapará al visitante desde el principio.

Es excepcional su amplia oferta gastronómica y su vibrante escena nocturna donde destaca la actividad musical, siempre cambiante, siempre ecléctica.

El símbolo de la ciudad es la Sky Tower, una torre de comunicaciones de más de 300 metros de altura, que es una perfecta visita para observar las vistas de la ciudad y maravillarse con su espléndida puesta de sol,cuando la hay. Rodeada de volcanes  en perpetua alerta de erupción, los habitantes de Auckland tienen interiorizada la amenaza de una tierra que se vuelve incontrolable cada cierto tiempo.

Es muy atractiva la visita a su Museo de Auckland que tiene un especial foco en la cultura maorí y sus costumbres, pudiendo contemplarse una reproducción fidedigna de la típica casa maorí con sus más diversos objetos y utensilios. Desde el Museo, con su elevada ubicación podrá contemplar el turista el maravilloso paisaje de montañas volcánicas que rodean Auckland.

Auckland es también la ciudad de las velas por el innumerable número de embarcaciones que existen en su puerto y que lo convierten en un espacio singular y de refinado gusto.

Los alrededores de Auckland son también dignos de mención. Nos quedamos con la Isla Waiheke, una isla a tan sólo 45 minutos en ferry desde la Bahía de Auckland, donde podrá disfrutar de maravillosas playas en un entorno relajado y bohemio. No deje de visitar sus maravillosas tiendas de artesanía o sus decenas de bodegas que le sorprenderán con vinos de la mejor calidad.

Para llegar hasta aquí, eso sí, necesitará desde España un poco de paciencia y muchas horas de avión.