América

Déjate impresionar por las cataratas del Niágara

Niagara Falls in colors

Sin duda las cataratas del Niágara, entre Estados Unidos y Canadá, es uno de de los paisajes naturales más espectaculares del mundo. Pese a que se ha convertido en un lugar muy turístico no por ello desmerece su visita.

Si visitamos Toronto o Nueva York tenemos que acercarnos a verlas. El verano es uno de los mejores momentos para visitarlas, por eso podemos aprovechar estos meses. De todas formas quienes vayan en invierno, además de menos visitantes, podrán deleitarse con la impresionante caída de enormes bloques helados del río.

Además de las cataratas en sí podemos ver los enormes hoteles de cristal y The Skylon Tower, unas torres de hormigón panorámicas. También veremos amplias zonas destinadas al juego.

Si queremos ver las cataratas desde abajo para apreciar todo su esplendor nada mejor que subir en el barco Maid of the Mist, que recorre tanto el lado americano como el canadiense. Hay que señalar que este barco únicamente está operativo de abril a octubre. Además es posible admirarlas desde The Cave of the Winds o la Cueva de los Vientos, aunque hay que mencionar que acabaremos mojados, por eso nos dan un chubasquero.

Conviene subir al Whirlpool Aero Car, un teleférico sobre el río Niágara obra del español Leonardo Torres y Quevedo. También podemos ir a Niagara Glen, un parque que es reserva natural y donde podemos hacer actividades al aire libre.

Por otra parte podemos recorrer las laderas de la garganta, la Isla Goat y las islas Sisters, muy recomendables. Por la noche es posible ver las aguas de las cataratas con luces de colores, un espectáculo único.

En la zona también encontraremos bastantes lugares para el ocio y las visitas, como el Niagara Botanical Garden, el Conservatorio de Mariposas, el Clifton Hill Niagara Fall y el teatro Imax.