Africa

El Cairo: magia en el corazón de Egipto

Vista espectacular de la anr¡tigua Ciudadela de El Cairo

Egipto es un memorable país donde el turista puede disfrutar mucho más allá de sus famosas pirámides.

En El Cairo, su capital, podrá el visitante enamorarse de los contrastes de una gran ciudad árabe que se abre al mundo occidental con maravillosos vestigios históricos de la antigua civilización.

Recorra su impresionante Ciudadela y visite cada una de las tres mezquitas en su interior. La más hermosa es la denominada Mezquita de Alabastro, que nos recuerda a Santa Sofía en Estambul y de la que podremos admirar su esplendoroso interior y sus sencillos y elegantes minaretes. Sus dos compañeras, las de An-Nasir Muhammad y  la de Ahmad al-Katjuda, aun de tamaño más pequeño destacan también por sus hermosos patios.

También en el llamado Cairo Viejo, donde se levanta la Ciudadela, es imprescindible visitar la Mezquita de Al Azhar, recorrer alguno de sus zocos como el  de Khan el Kalili o las antiguas puertas de la ciudad de Bab Futuh y Bab Nasr.

Del trasiego y gentío del Cairo Viejo no podemos dejar de acercarnos al llamado barrio Ortodoxo o copto de El Cairo. Dotado de una inmensa seguridad y accesible desde la calle Salah Salem, aquí es imprescindible visitar su Iglesia Colgante del siglo III, un precioso templo repleto de iconos desde el siglo VIII, la antigua fortaleza de Babilonia o la Iglesia de San Jorge.

Si prefiere un poco de relación, déjese caer por el Al Azahar Park para respirar un poco de aire puro y desprenderse del fuerte calor, o realice alguno de los muchos cruceros que por el río Nilo se organizan desde aquí. Si lo que le gusta son las vistas espectaculares no se pierda una puesta de sol en el Sahara camino por ejemplo a Asuán, o una vista nocturna desde la Cairo Tower.

Si lo que le gusta es la historia, no olvide visitar el Museo Egipcio de El Cairo, donde podrá admirar los tesoros de la tumba de Tutankamon o el curioso Museo del papiro. Un buen conjunto para entender el país con más historia de nuestra civilización.