Consejos y Guías Prácticas

Joyería de verano, un toque de frescura para tus vacaciones

Mujer con joyas

No importa dónde estemos ni a dónde viajemos, en la maleta siempre hay espacio para incluir las joyas que nos acompañaran durante las vacaciones y el verano. A pesar de las horas que pasamos en la playa o a remojo en la piscina, en esta época del año los accesorios son indispensables para lucir un atuendo espectacular. Para saber las tendencias en joyería del verano 2014 hemos preguntado a los expertos en este asunto.

La joyería Zapata Joyeros en Barcelona apuesta por la turquesa como piedra especial para la época de verano. Por su color y vitalidad como porqué favorece mucho y queda genial sobre la piel bronceada, por este motivo lo vemos todos los veranos de una forma u otra. Su fuerte este año son los complementos: collares, pendientes y pulseras.

El color de la turquesa va desde el azul cielo al azul grisáceo, presentando a veces matices verdes. Su color llamativo da alegría al blanco y, también funciona bien sobre blanco, siempre presente en verano, o algunos estampados.

Piedras turquesaEn la joyería online de Zapata Joyeros podéis ver las joyas que incorporan la turquesa como piedra preciosa, así como las descripciones detalladas de cada uno de los artículos. Encontraréis una amplia gama de pulseras de oro y plata con turquesa, collares y colgantes de oro, plata y cuero con turquesa y pendientes de oro con turquesa.

Turquesa, pendientesEsta joyería de Barcelona destaca por su servicio de entrega inmediata en los pedidos de joyas. Si estamos de vacaciones y queremos sorprender a nuestra pareja o a cualquier otro ser querido, solo nos debemos preocupar por elegir la joya adecuada para este verano. Zapata Joyeros nos la entrega donde nos encontremos.

¿Cuál es el origen de la turquesa?

Existe la creencia generalizada de que el nombre turquesa hace referencia al país de procedencia: Turquía, pero no es así. En Turquía no se extrae esta piedra preciosa veraniega, sencillamente porque no hay yacimientos. Si viajamos allí encontraremos una amplia oferta de turquesas, pero son importadas de otros lugares como México, Arizona o Australia.

El origen verdadero de la turquesa lo encontramos en Persia, de allí que los turcos comercializaran desde un inicio con esta piedra. Así, el nombre quedó vinculado con el país musulmán para siempre.