Montañas

Las mejores estaciones de esquí en los Alpes

Ski resort Madonna di Campiglio. Italy

Cuando pensamos en deportes de invierno lo hacemos en esquí y cuando lo hacemos imaginándonos bajando largas pistas nevadas en Europa, estamos visualizando los Alpes.

Van aquí algunas de las mejores pistas europeas para disfrutar del deporte de invierno por excelencia.

Serfaus Fees Laudis. Esta estación austriaca, considerada una de las mejores del continente, destaca por su gran número de kilómetros esquiables más de 180 y sus innumerables remontes, 70. Cuenta además con una importante oferta para toda la familia, así como con uno de los más cómodos telesillas del mundo con asientos tipo sillón, calefactados. Lugares feel good para descansar en las bajadas, con sillas ergonómicas y hamacas, completan un lugar de ensueño para el esquí.

En Saas Fee, en la vecina Suiza, dentro del cantón de Valais y a los pies del Macizo Dom  que supera los 4.500 metros de altura, encontramos otra maravillosa estación con el telecabina más elevado del mundo, que tiene capacidad de hasta 8 personas. Pistas interminables en un paraje alpino de ensueño donde también podremos disfrutar del restaurante giratorio más alto del mundo, el Mittelallalain, situado a 3.500 metros.

El telecabina de Saas Fee ha conseguido desbancar a la tradicional y aristocrática Zermatt como la pista con los remontes más elevados del continente. Al pie del espléndido Cervino, para los italianos y Mattehorn para los suizos, esta estación del país neutral por excelencia, ofrece desde el año pasado una nueva pista con desniveles de hasta el 65% que hará las delicias de los más avezados esquiadores. Además permite disfrutar del deporte en verano en el Mattehorn Glacier Paradise, una magnífica experiencia para disfrutar entre la mejor de las climatologías.

Para sibaritas gastronómicos, a parte del esquí, la estación austriaca de Zursch Lech Am Arlberg ofrece una maravillosa oferta culinaria, recogiendo en sus reducidas dimensiones la mayor concentración de locales de alta cocina del mundo. Porque no todo tiene que ser deporte entre las heladas cumbres de los Alpes.

Relájense y disfruten.