Playas

Recorrer la costa de Almería y sus playas

Detalle Monsul

La costa almeriense se ha convertido en los últimos tiempos en uno de los destinos favoritos de muchos turistas nacionales e internacionales. La originalidad de sus paisajes entre playas salvajes de ecos piratas y extensiones desérticas de indudable magia, lo convierten en uno de los más bellos parajes del Mediterráneo.

Si comenzamos recorrido desde el este, podemos encontrar las amplias playas de la tranquila y familiar Vera, que es también punto de encuentro de la más antigua y una de las más amplias colonias nudistas de España. Viajando hacia la capital Almería, Mojácar nos regala una costa escarpada entre pequeñas playas de arena negra y roca, que es una delicia para los sentidos. El pueblo de Mojácar vigilante y elevado sobre la montaña, es una preciosa amalgama de casas blancas de estilo andaluz, salpicado por plazas con naranjos y fantásticos miradores.

En la carretera de la costa atravesamos Carboneras para llegar a una de las playas más bonitas de nuestro litoral. La Playa de los Muertos, que debe su nombre a las peligrosas corrientes en sus aguas, nos muestra su cristalinos fondos marinos entre una paradisiaca extensión  de fina arena donde el tiempo parece haberse detenido. Sensacional para practicar snorkle y observar su fauna, la excursión es fantástica para pasar un día completo de playa.

Seguimos camino hasta Aguamarga, un coqueto y luminoso pueblo costero, de hermosas casas en blanco y estrechas callejuelas que desembocan temprano en el mar. Ambiente hippie chic en sus gentes y buenos locales de ocio para un lugar que como el más alternativo Las Negras son un perfecto ejemplo de la bohemia y belleza del Parque Natural del Cabo de Gata, un sensacional espacio de costa y paisajes.

Más hacia el Oeste no deje de parar en la curiosa Isleta del Moro, o en las Calas de San Pedro y del Plomo, gemelas en sus soledad y hermosura.

Llegando a San José, el turismo crece en esta zona del Parque Natural, pero mantiene toda su esencia en las que posiblemente son las dos playas más hermosas de la provincia. La Playa de Monsul y la Playa de los Genoveses, ambas salvajes y ventosas, de un paisaje agreste de magnífica fotogenia.