Africa

Tánger, exótica y con mucha historia

Depositphotos_2989562_original

Tánger fue una de las principales ciudades de África y desde siempre se ha considerado un centro cultural, ya que atrajo a grandes escritores y artistas de todas las nacionalidades.

Tánger era la ciudad africana más cercana a Europa y contaba con una importante posición estratégica, por lo que fue conquistada en múltiples ocasiones, hasta que en 1956 pasó definitivamente a Marruecos. Por tanto podemos ver todavía influencias españolas y francesas en sus costumbres y arquitectura.

Entre los lugares más interesantes se encuentra la Plaza de Francia en el centro de la ciudad y que cuenta con unos agradables cafés de estilo francés. Cerca podemos ir a la Plaza Faro, ideal para ver los cañones y disfrutar de las vistas al mar.

Uno de los sitios que no conviene perderse es el Gran Zoco, lleno de gente y puestos donde se vende de todo. En plaza del Gran Zoco se encuentra el minarete de la mezquita Sidi Bou Abid, y muy cerca el Pequeño Zoco, otro lugar precioso donde se recomienda tomar un té marroquí.

El mejor museo de Tánger es el de Artes Marroquíes donde podemos ver colecciones de objetos artesanales antiguos de todo Marruecos y que se encuentra en el antiguo palacio del sultán. Otros museos interesantes son el Museo de Arte Contemporáneo, el Museo Forbes y el Museo del Legado Americano.

La gastronomía de la ciudad es muy buena, por lo que podemos probar platos típicos como la pastela, el cuscús y los pescados.

Alrededores

En los alrededores de la ciudad podemos ver las famosas Grutas de Hércules, donde según la leyenda descansó este personaje. También podemos visitar la ciudad de Tetuán que tiene una medina que forma parte del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, así como la encantadora localidad de Chefchaouen con casas encaladas de blanco y azul.