Montañas

Visitar Formigal: diversión en la nieve para todos

Pyrenees snowed, Formigal, Huesca, Aragon, Spain

La estación de Formigal es una de las más clásicas opciones para disfrutar del esquí en nuestro país.

Con más de cuarenta años de tradición, esta estación oscense situada en el maravilloso Valle de Tena, es un destino perfecto para los amantes de la nieve, al situarse a una distancia prudencial tanto desde Barcelona, como desde Madrid o el País Vasco. Esto hace que la afluencia de visitantes desde principios de diciembre sea muy elevada. Para los ciudadanos de la Comunidad Autónoma Aragonesa han conseguido que aún sea más sencillo, con iniciativas como el Bus Blanco, que ofrece servicios de traslado desde Huesca y Zaragoza incluyendo el forfait en pistas, con precios más que reducidos.

La estación cuenta con 137 kilómetros de pistas esquiables destacando que el acceso a las mismas es extraordinariamente sencillo, al disponer de un servicio de SkiBus que conecta los cuatro accesos principales a las pistas, con el pueblo y la mayoría de alojamientos de la zona.

La oferta de alojamientos en Formigal es extensísima, desde albergues tradicionales de coste reducido, hasta hoteles con todas las comodidades.

La estación cuenta con una de las más prestigiosas escuelas de esquí de España donde iniciarse no sólo en este deporte sino en otras modalidades como el snowboard, el esquí de fondo, el esquí con raquetas o el Freestyle. Las clases son contratables a nivel particular o por grupos y con duraciones flexibles.

La información práctica de la estación es muy completa desde su página web, donde podremos desde adquirir o renovar forfaits con descuentos especiales, hacernos socios de su espacio VIP, hasta consultar el calendario de precios por días de esquí individuales. En este sentido han lanzado un concepto denominado días locos, la mayoría de los miércoles de la temporada, en los que los precios son reducidísimos.

La estación cuenta también con una magnífica opción para niños, El jardín de nieve, un espacio con ludoteca, actividades de iniciación a la nieve para los más pequeños, servicios de guardería y comidas, y una divertida cinta transportadora exterior donde los críos pueden empezar a tomar contacto con la nieve.

En resumen, una magnífica opción para empezar a disfrutar del deporte de invierno por excelencia.